Hotel rural en los puertos de Beceite - Teruel

Turismo en Calaceite.

 

Localidad de la provincia de Teruel situada en el interfluvio del río Algás y el río Matarraña.

Dispone de una superficie de 81,3 Kmy un altitud de 511 metros.

En el año 1999 tenía una población de 1223 habitantes.

El casco urbano de Calaceite ha sido declarado conjunto histórico artístico

Ayuntamiento de Calaceite.  Pueblo de la comarca del Matarraña.

 

Calaceite fue habitada en la prehistoria, dejando frecuentes muestras de pinturas rupestres, descubiertas por el arqueólogo Juan Cabré en 1919. (Calapatar, barranc dels Gascons, grabados rupestres en la Vallrovira), aunque la muestra de mayor interés fueron los restos del collado de San Antonio, que pueden visitarse con fácil acceso. Fueron estudiados en las escavaciones dirigidas por el doctor Bosch y Gimpera en 1915.


Son interesantes también huellas de la Roca Caballera (mesa de rituales) y las construciones funerarias de els Vilallongs. 

Los árabes dominaron estas tierras y contruyeron una fortaleza (Qal'at Zayd - castillo de Zayd) en el cerro que domina la población. Este castillo fue conquistado durante el periodo de dominio de los Calatravos, dominio que tuvo su contestación por parte de la población que se sublevó contra esta Orden, la cual arrasó la población. 

En el año 1644, los ejércitos de Felipe IV en sus guerras contra Cataluña (1640-1651), destruyeron, saquearon e incendiaro Calaceite el 25 de Mayo. La Iglesia del siglo XII quedó destruida, así como la mayoría de los edificios.

Durante el s. XVIII, en un periodo de paz y prosperidad económica, Calaceite es reconstruido y restaurado. Más tarde el cabildo de la catedral de Tortosa compra Calaceite a los Ariño en 1836 quedando de esta forma libre la población.

Calaceite invita a pasear por su casco antiguo (declarado Conjunto Histórico Artístico) que guarda una sorpresa en cada esquina.

La Casa Consistorial de 1610, alberga en el arranque de su escalinata la clave mayor de las bóvedas góticas de la vieja iglesia, y en su Salón de Actos guarda en una hornacina un hermoso Cristo renacentista.

Las notables capelletes del Pilar y de Sant Antoni, ubicadas sobre los antiguos portales de la muralla, datan del siglo XVIII, se apoyan sobre pilastras, arcos de medio punto y bóvedas de aristas con claves labradas, que proceden de la antigua iglesia gótica que ocupaba el solar actual de la iglesia barroca. 

La iglesia barroca dispone de puertas claveteadas y torre inacabada, se empezó a construir en 1695, Francisco de Ibargüens fue el artífice de la suntuosa fachada.

Una de las empedradas calles de Calaceite Calaceite es una visita obligada desde la casa de turismo rural Font del Pas

El casco histórico de Calaceite fue declarado Conjunto Histórico Artístico.


Bellísimos balcones con balaustres de piedra o de hierro forjado, ventanales góticos o mudéjares, fachadas de hermosas proporciones, ofrecen su encanto con el equilibrio de volúmenes y matices de sus piedras patinadas por los siglos.

Paseando por este hermoso pueblo descubrimos numerosas casas nobles entre las que destaca la Casa Moix (se encuentra reproducida en el Pueblo Español de Barcelona), la Cruz de Término (s. XVIII), de estilo gótico y sobre todo la totalidad de la calle Maella con sus balcones de hierro forjado. 

En los alrededores de la población encontramos diferentes lugares que merecen la pena ser visitados. Destacamos los siguientes:

- Poblado Ibérico de San Antonio, situado a 1 km del pueblo

- Font de la Vila fuente donde los calaceitanos acudían a proveerse de agua antes de que llegase el agua corriente a la villa, y que actualmente se ha habilitado como lugar de merienda y acampada

- Ermitas de San Cristóbal y Santa Ana ambas del siglo XVIII, que destacan no sólo por el interés arquitectónico del edificio sino también por el paraje donde se encuentran emplazadas

Y para terminar, merece la pena visitar el Museo Juan Cabré, en honor al arqueólogo calaceitano, una antigua casa, exquisitamente restaurada que acoge la colección privada de arqueología de Cabré; una muestra de utillaje antiguo de labranza, situada en el corral y la bodega de la casa; y exposiciones temporales de pintura de artistas contemporáneos.

Los pobladores íberos dejaron sus restos en Calaceite

Restos del poblado íbero que habitó Calaceite, pueblo de Teruel.

La economía de Calaceite está basada en la actividad agrícola (olivo, almendra, vid, ...) y ganadera (porcino, ovina). En los últimos años hay una incipiente actividad turística e industrial que constituye una nueva fuente de ingresos.

El municipio forma parte de la zona de producción de tres productos que sobresalen por su calidad: el Melocotón, el Jamón y el Aceite de Oliva Virgen Extra.

La gastronomía de este pueblo de la comarca del Matarraña es muy rica y está basada en los productos de la tierra. 

Algunos platos típicos son la cassolada (arroz con tordos y costilla de cerdo), la cassolada de l'hort (a base de verduras de huerto y caracoles), el cóc en primentó (pizza tradicional de Calaceite, con tomate, pimiento y sardina o atún), fesols en sardina (judías blancas con arenque), manos de cerdo, perdices, tordos,... 

Y entre los dulces tradicionales destacan los elaborados con almendra, como los almendrados y los secalls, las panadetas (rellenas de cabello de ángel), los mantecados (elaborados con manteca de cerdo) y el cóc en mel.

Las fiestas Mayores de Calaceite se celebran el 15 de agosto, fiestas de primavera con romería a la ermita de Santa Ana. El 16 de enero con la hoguera a San Antonio y el lunes de Pascua, con la tradicional rosca

Meteorología en el pueblo de Calaceite en el matarraña turolense.