Hotel rural en los puertos de Beceite - Teruel

Poblados Íberos del Matarraña

Los Íberos poblaron la península desde el siglo VI antes de Cristo hasta el año 44 a.C. cuando fueron invadidos por las tropas romanas. Ocuparon la zona mediterránea de la península ibérica y mantuvieron el contacto con otras civilizaciones mediterráneas como la griega o la fenicia lo que influyo en su cultura y su forma de vida.

Tenían un complejo lenguaje y sistema de escritura que todavía no ha podido ser descifrado aunque si hemos conseguido saber el significado de algunos de sus símbolos.

 Línea de tiempo de los poblados Iberos en el Matarraña.

Cuando el ejército romano invadió la península ibérica se encontró con dos grupos étnicos diferenciados, los Íberos y los Celtíberos. Los Íberos, como hemos comentado habitaban la zona mediterránea de la península, desde Andalucía hasta los Pirineos mientras que los celtíberos Vivian en la zona central de la península.

Tanto Íberos como celtíberos compartían algunos rasgos culturales comunes aunque nunca llegaron a formar una unidad política ni a relacionarse completamente entre ellos.

 Ruta de los poblados Íberos del Matarraña.

Mapa de los poblados Íberos de Teruel

Los poblados Íberos de la provincia de Teruel eran comunidades de campesinos que se autoabastecían con los alimentos que cultivaban y los animales que pastoreaban. Tenían ganado ovino, vacuno, porcino y caprino ya que se han encontrado restos de huesos de estos animales en los poblados íberos. Estos poblados practicaban la llamada “Cultura de los Campos de Urnas” que recibe su nombre de las ceremonias de enterramiento que realizaban. Incineraban los cadáveres y colocaban las cenizas en una urna que enterraban junto a otras formando un cementerio.

Poblados Iberos y yacimientos arqueológicos en el Matarraña.Se han encontrado restos de herramientas de bronce en los poblados íberos del Matarraña lo que indica que estos habitantes prehistóricos dominaban la manipulación del bronce.

Durante este periodo, alrededor del siglo III a.C. se detalla un importante hecho histórico en la zona. Se han encontrado restos de vasijas fenicias que indican la presencia de estos pobladores en la zona. Se ha demostrado que las relaciones  con los fenicios influyeron enormemente en los Íberos. Los Fenicios no se asentaron en la zona del mediterráneo ya que su interés principal era comerciar con productos agrícolas y metales a cambio de objetos fabricados con técnicas desconocidas hasta entonces por los Íberos.

La relación comercial de los Íberos con los Fenicios significo un cambio en la forma de vida de los pobladores de la península. La cultura, la moda y los gustos de estos habitantes se vieron influenciados por esta relación. La mayoría de los productos que comerciaban con los Fenicios eran productos perecederos como el aceite o el vino por lo que los Íberos se veían obligados a aumentar las relaciones comerciales con los Fenicios constantemente. A partir del año 500 a. C. se comenzaría a comerciar con los griegos dejando a un lado a los Fenicios.

Entre los años 500 y 250 a. C. se comenzó a desarrollar la escritura y aparecieron las primeras monedas.

En el Matarraña podemos visitar una gran variedad de yacimientos Íberos.La llegada del imperio romano en el Siglo III supuso un punto de inflexión para el pueblo Ibero que alcanzaría un nuevo nivel de desarrollo. La fabricación de cerámica estaba en su momento álgido, se emitían documentos públicos, moneda, se realizaban excavaciones mineras, se construyeron acequias y canalizaciones para el agua….

Las tribus se comienzan a organizar en pueblos y estos en ciudades y hace su aparición el estado.  Sin embargo no toda la influencia romana era buena ya que Roma controlaba la política y la economía y en el año 44 a.C se fundó la primera colonia romana en la península. Se llamaba Julia Vitrix Lepida y se encontraba en la localidad actual de Velilla de Ebro.

  

Poblados Íberos del Matarraña:

Poblado Íbero de Calaceite en el Matarraña. -         Mazaleón: En la localidad de Mazaleón se encuentran un gran número de yacimientos arqueológicos Íberos. Entre estos yacimientos podemos encontrar el de San Cristóbal, el de Piuró del Barrac Fondo, Escodines Baixes, Escodines Altes y El Salbimec. El poblado de Mazalón se asienta sobre una cumbre amesetada. Las casas tienen la planta rectangular y están fabricadas de piedra y adobe. En este poblado ibérico se han encontrado numerosos restos de vasijas de cerámica.

-         En Valdeltormo tenemos el poblado Ibero de Torre Cremada y el de Tossal Montañes.  

-         En Cretas se puede visitar el poblado Ibero de “Els Castellans”, se trata de un poblado que se encuentra en una elevación. El poblado forma una calle con las casas en los laterales. Conserva también los restos de una escalera excavada en la roca y una muralla. En Cretas podremos ver también muchos poblados sin excavar.

-         En Calaceite se hallan los yacimientos arqueológicos Íberos de San Antonio, Tossal Redó, Les Umbries, Les Ferreres, Camino de Santa Ana y El Vilallong. Otra de las visitas obligadas relacionadas con el mundo Ibérico es el museo de arqueología Juan Cabre. El poblado de San Antonio tiene dos núcleos de población principales. El poblado esta bordeado por una muralla y un foso y tiene también un torreón. Presenta además una calle central con casas de base rectangular a los lados.

Poblado ibero de Azaila en Teruel.-         En Valderrobres encontramos el poblado ibérico de Torre Gachero, situado encima del barranco del mismo nombre. Allí se pueden ver cerámicas realizadas a mano o con el torno. Podremos ver también varias estelas en piedra arenisca.

 

Poblados Íberos del Bajo Aragón:

 -         En la localidad de Alcañiz podremos visitar los yacimientos arqueológicos de El Palao, El Taratrato, El Cascarujo, Cabezo del Moro, Tiro de Cañón, Alcañiz el Viejo, Masada de Ponz, Ermita de San Miguel, Val de las Fuesas…